"El juanete", Hallux Valgus

Mucha tinta tendríamos que gastar si quisiéramos escribir todo lo relacionado con los famosos “juanetes”. Vamos a dar aquí unos apuntes sobre los juanetes, como se produce, cuales son sus consecuencias, cuando aparece   y su tratamiento. 

Radiografía de juanetes, durante estudio prequirúrgico

¿Que es un juanete?

Los juanetes son la consecuencia de desviación del primer meta en adducción y el dedo gordo en abducción. Existen desde que el hombre se convierte en bípedo y comienza a desplazarse con los pies, hasta nuestros días, si bien los problemas más serios se manifiestan a partir de cubrir el pie con calzado, y los mayores sufrimientos cuando este no se ajusta a la anatomía y biomecánica de la extremidad inferior. 

El juanete, ¿como se genera?

Juanete, antes de ser sometido a tratamiento quirúgico
Pie con juanete

Son tres los factores fundamentales para la aparición de un juanete: La genética, el calzado y la biomecánica, tanto intrínseca del pie, como la extrínseca que viene marcada por fuerzas actuantes desde el resto del aparato locomotor.


No queremos decir que genéticamente hemos heredado un juanete, lo que hemos heredado es una forma anatómica determinada, como puede ser un primer meta más corto, un calcáneo horizontalizado, o una articulación metatarso-cuneana hipermóvil.


En cuanto al calzado señalamos que evidentemente influye en la formajion de juanetes, especialmente el zapato de punta estrecha, no tanto el tacón alto. Creemos que la mayor contribución a dicha deformación, la ha protagonizado un uso indiscriminado y la utilización diaria especialmente por la mujer, durante prolongaos periodos, y el no cumplir las premisas anatómicas que deben imperar en su fabricación.


Cuando nos referimos a la biomecánica, me viene la frase “dime como andas, te diré quién eres”. La pisada, el caminar, correr o saltar e incluso la propia bipedestación, van a propiciar una serie de comportamientos de todo el organismo, algunos de ellos objetivables desde fuera, y visibles con las modernas tecnologías, que determinan “una forma de ser”. Pues bien, recíprocamente todo el organismo y especialmente su aparato locomotor, columna, extremidades superiores e inferiores, ejercerán fuerzas extrínsecas, que junto a las intrínsecas y reactivas del suelo, determinarán el funcionamiento del pie y con el tiempo, los cambios anatómicos de adaptación del mismo al medio.


¿Cuándo se desarrolla el juanete?

Por lo general los juanetes suelen aparecer a partir de los 30 años, pero como he indicado, depende de varios factores su aparición.


El juanete puede desarrollarse a una edad temprana, “juanete juvenil”, forzado por las alteraciones biomecánicas en parte mencionadas, en un proceso biológico de adaptación, que puede ser evitado, al controlar desde la niñez las fuerzas actuantes a que nos hemos referido, mediante un estudio biomecánico de la pisada, en los niños que tienen antecedentes familiares de juanete, que nos va a dar los suficientes elementos de juicio para un diagnostico precoz y la posibilidad de establecer el preceptivo tratamiento a base de soportes plantares personalizados (“plantillas”). 

Consecuencias de un juanete

Las consecuencias del juanete son muchas, citaremos las más importantes:

  • Dolor, e inflamación local, por el roce de la piel entre hueso y calzado.
  • Dolor articular del primer radio al caminar correr y saltar.
  • Dificultad de calzar adecuadamente.
  • Deformidad progresiva del juanete y de los dedos menores, con helomas dorsales, por presión del primer dedo.
  • Metatarsalgias mecánicas con helomas plantares en segundo radio, por insuficiencia del primero.
  • Dolores en medio pie y articulación tibiotarsiana por marchas antialgicas.
  • Son antiestéticos.

 

Una vez formado el juanete, el tratamiento puede ser variado, siendo el más eficaz realizar una cirugía de juanete, existiendo varios tratamientos y técnicas, que por su extensión, dejamos para un próximo post. 


Fdo. Pedro J Rivera Plaza

Podólogo y Licenciado en Podología U.O.E.

Máster en Cirugía Podológica U. Barcelona

Escribir comentario

Comentarios: 0