Podología Infantil

La importancia de la podología infantil radica en el alto grado de corrección que se consigue en los niños en edades tempranas, un análisis y detección de dichas patologías entre los 2 y los 5 años de edad, son una garantía del correcto desarrollo de los pies del niño. 

 

    Diagnostico y tratamiento precoz de:

  • Pies valgos.
  • Pies planos.
  • Alteraciones en la dinámica; por ejemplo marcha en adducción (caminar con la punta de los pies hacia dentro), marcha en abducción (caminar con la punta de los pies hacia afuera).
  • Posición defectuosa de los dedos, por ejemplo dedo supraductus (dedo montado sobre otro).
  • Posición de las piernas en forma de X (genu valgo), genu recurvatum…

La mayoría de estas dolencias suelen remitir mediante el empleo de plantillas personalizadas y ejercicios específicos para la dolencia del niño.

 

    Cabe destacar la importancia de realizar una revisión podológica a los niños en edades tempranas, a partir de los 3-4 años de edad, para poder diagnosticar cuanto antes cualquier patología en sus pies y obtener con el tiempo un resultado satisfactorio, evitando dolencias o lesiones en la edad adulta.

 

 

Estudio biomecánico infantil para niño con pies planos
Detalle del tobillo en niño pies planos, exploracion biomecanica infantil
Corrección del tobillo derecho mediante plantilla para pie plano. En nuestra clínica de Lorca

En Clínica del Pie Rivera llevamos mas de 20 años desarrollando una podología infantil en Murcia al mas alto nivel, prueba de ello es que estamos tratando a la segunda generación de pacientes, ya sus padres fueron tratados con plantillas y son ellos, los que ahora nos traen a sus hijos para consultar y tratar las alteraciones de la marcha de sus hijos.

Las estructuras de los niños son muy maleables, por ello las patologías como los pies planos tienen un alto indice de corrección, mediante la aplicación de soportes plantares que mantienen el arco del pie elevado (plantillas para pies planos). Un correcto tratamiento puede erradicar las patologías en la marcha de los niños, mejorar el desarrollo en la adolescencia y evitar las consecuencias en edades adultas.